Sonreír es tan fácil como desnudarte con mis ojos.
Sonreír es un verbo que aprendí al mirarte.
Tu belleza es imposible de ignorar.
Perfección es cada célula de tu ser…
que vive, respira, transpira y es.
Desde tus neuronas, hasta el sudor de tu piel.
Desde tu memoria, a tu imaginación.
Desde tu boca a tu corazón.
Desde tu pecho, hasta tu excitación.
Tu cabello, mi talón de aquiles.
Tu emoción, tu talento, tu elocuencia poética.